aprendizaje vs tecnología egocéntrica
15906
post-template-default,single,single-post,postid-15906,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.6,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,side_menu_slide_with_content,width_470,columns-4,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

aprendizaje vs tecnología egocéntrica

aprendizaje vs tecnología egocéntrica

Desde muchos lugares, nos están augurando que la situación que atravesamos va a suponer un cambio en nuestra forma de trabajar y que la tecnología y el teletrabajo van a reubicarse en nuestro ámbito laboral con una posición “privilegiada”. No sé si será así o no. Se me dan mal los augurios. Quizá sea porque ya me he equivocado con anterioridad y porque quizá he querido aprender algo de la crisis anterior para aplicarlo en esta.

En algunas conversaciones, estamos mezclando los conceptos tecnología y teletrabajo como medios y como fines. Y parece que imperan las posiciones de fines… Así, se nos presenta (la tecnología) como un mundo infinito de crecimiento y, por tanto, plagado de virtudes y mejoras sustanciales. Ya sabemos todos que no es posible un sistema incremental perpetuo…

Somos seres sociales. Y si pensamos en esta condición en los entornos de aprendizaje, descubrimos a personas activas, partícipes y protagonistas de esos procesos, propietarias de su aprendizaje.

Quizá con tantas webinars y cosas por el estilo, la única persona que aprende es la que narra su historia (el resto con los micrófonos apagados, por favor). A ésta le exige poner en valor sus conocimientos, estructurarlos, encontrar metáforas y símiles, establecer una secuencia de contenidos, etc.  ya sabemos que en la pasividad encontramos poco aprendizaje…

¡Que esta tecnología deje de ser egocéntrica y se ponga al servicio de las personas (y de su aprendizaje)!